China desbancará a EEUU como principal mercado cinematográfico en sólo 7 años

Proyección de la película 'Avatar' en China.| Afp

Estados Unidos perderá galones ante China en cuestiones cinematográficas en sólo siete años. De acuerdo a un estudio elaborado por la consultora Ernst & Young, el gigante asiático será la primera potencia mundial en lo tocante a recaudación en taquilla, convirtiéndose en el principal mercado que atacar desde los estudios de Hollywood, que hasta ahora tenían en casa su referencia primordial.

Según el informe, nada hace pensar que China no vaya a mantener el crecimiento del 17% en el campo del entretenimiento de aquí a 2015, gracias en gran parte al aumento en el poder adquisitivo de la clase media y su consumismo creciente en cuestiones de entretenimiento, pasando de 350 millones en 2010 a los 547 millones invertidos en 2011.

El estudio apunta a una mejora de las infraestructuras para construir más salas de cine en ciudades emergentes de la costa y el interior del país, con más capacidad para habilitar teatros a las célebres tres dimensiones que han contribuido a mejorar los resultados de muchas películas.

Es, de acuerdo a los especialistas, un fenómeno imparable y una inversión a largo plazo para los que ya han empezado a mover pieza en el gigante asiático. Estudios como Disney ya han firmado acuerdos con compañías de entretenimiento chino para tener un mayor control del contenido que se genera para ese mercado de 1.300 millones de personas.

Dreamworks también tiene un convenio firmado con la segunda empresa de medios en China, Shangai Media Group, por el que construirán una empresa de entretenimiento para producir cintas de animación para la pequeña y la gran pantalla en Asia.

Pero no solo en cine subirá enteros el país comunista en el futuro. En cuestiones publicitarias sobrepasará a Japón el año que viene, apoyado por el crecimiento espectacular de los anuncios en revistas y por unas previsiones halagüeñas hasta 2017 pese a la desaceleración de su economía en los últimos trimestres.